El TRABAJO A DISTANCIA Y TELETRABAJO EN LA PYME Y MICROEMPRESA. OTRO PUNTO DE VISTA

Acaba de publicarse en el BOE la ley de Trabajo a Distancia. La primera sensación tras la lectura de la norma es que deja muchos aspectos abiertos a la negociación entre empresa y trabajadores. Mal asunto para una norma que, en principio, viene con todas las bendiciones de Patronal y Sindicatos, ya que este hecho nos indica que tendremos que esperar a las negociaciones colectivas en los sectores y en las empresas para “afinar” su regulación.

Utilización de sociedades para el desarrollo de actividades profesionales. Regla de “safe harbor” o “puerto seguro”.

La prestación de servicios profesionales de cualquier tipo puede realizarse bien directamente por una persona física profesional o bien mediante la constitución de una sociedad. Ambas fórmulas son legales a priori, si bien hay que tener en cuenta la tributación atendiendo a cada caso. Nos estamos refiriendo tanto a sociedad profesionales (S.L.P.) como a las sociedades mercantil, digamos, ordinarias (S.L. o S.A.), que ejercen cualquier tipo de actividad profesional, sea colegiada o no esa actividad.